3 VERDADES SOBRE LOS TRANSGÉNICOS

PUBLICADO EN: HTTP://WWW.AGROBIO.ORG/ACTUALIDAD/3-VERDADES-LOS-TRANSGENICOS/

LOS TRANSGÉNICOS SON SEGUROS

Miles de estudios han concluido que los productos derivados de los cultivos genéticamente modificados, GM, son seguros, incluido un análisis reciente de las Academias Nacionales de Ciencias, Ingeniería y Medicina (NASEM). También es el consenso de los expertos científicos y las principales autoridades científicas de todo el mundo, incluida la Organización Mundial de la Salud, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, y la Asociación Médica Estadounidense.

Aunque hemos tenido esta clase de productos transgénicos durante más de 20 años, los agricultores han cambiado intencionalmente la composición genética de los cultivos durante miles de años. Los cultivos GM permiten a los agricultores tener una mayor utilidad, reducir los recursos y proteger el rendimiento de sus cultivos. La ingeniería genética solo difiere de otras técnicas de mejoramiento de plantas al permitir cambios específicos y predecibles en la planta, como la sequía o la resistencia a enfermedades.

Además, los OGM pasan por un arduo proceso de aprobación antes de llegar al mercado. En promedio, demoran 13 años de aprobación con una inversión de alrededor de 130 millones de dólares en investigación y desarrollo antes de llegar al mercado. Además, el proceso regulatorio toma de 5 a 7 años.

LA MAYORÍA DE LOS ALIMENTOS NO SON CLAROS SI CONTIENEN TRANSGÉNICOS

Comencemos con lo básico: solo existen 10 productos derivados de los cultivos genéticamente modificados vendidos comercialmente en los EE. UU: alfalfa, manzanas, canola, maíz, algodón, papaya, patatas, soya, calabaza y remolacha azucarera. Algunos de estos cultivos, como la papaya, generalmente se consumen enteros, mientras que otros, cómo la remolacha azucarera, la soya y el maíz GM se procesan en ingredientes que se encuentran en los productos alimentarios comunes. La mayoría de estos productos no especifican que tienen ingredientes transgénicos.

Puedes ver el agua y la sal etiquetados como libres de transgénicos en tu tienda más cercana, sin embargo, etiquetas como estas son realmente engañosas para los consumidores. Muchas marcas introducen una etiqueta certificada libre de transgénicos y un costo adicional en sus productos, sin tener claridad que no tienen componentes transgénicos.

Del mismo modo, el hecho de que se realicen cambios genéticos en alimentos como las uvas de algodón de azúcar y las sandías sin semillas, no lo convierte automáticamente en un producto GM. Estos cultivos se desarrollan a través de procesos tradicionales de mejoramiento de plantas. Cualquier variedad de planta nueva y mejorada se puede crear a partir de una variedad de técnicas de mejora de semillas y los OGM son solo uno de ellos.

LOS TRANSGÉNICOS BENEFICIAN AL MEDIO AMBIENTE DE MÁS FORMAS DE LO QUE PIENSAS

Uno de los mitos más común sobre los transgénicos es que no son ambientalmente sostenibles. Por el contrario, estos cultivos permiten a los agricultores hacer más con menos recursos, desde menos aplicaciones de plaguicidas, labranza de conservación (que reduce las emisiones de gases de efecto invernadero), conservación del agua y ayudan a reducir la huella de carbono de la agricultura.

El aprendizaje de la ciencia detrás de los transgénicos es crucial si vas a tomar decisiones sobre alimentos según la etiqueta. Estamos aquí para ayudarte a comprender la ciencia.

¡Sé parte de la conversación y ármate de hechos!

Autoría exclusiva de gmoanswers.com