LaNetadeTuPlaneta


¿Quieres más información sobre los cultivos transgénicos?

Productores

microscopio
Próximos desarrollos en biotecnología vegetal

Publicaciones

abc
Descarga nuestros materiales y publicaciones

Encuesta

¿Qué países siembran mayor superficie de cultivos GM?
 

Eventos

Multimedia

Soya GM

La soya cultivada genéticamente modificada (GM), contribuye con casi la mitad del área actualmente sembrada con cultivos biotecnológicos en el mundo. Son once los países que la producen en alrededor de 75.4 millones de hectáreas y se trata de variedades tolerantes al herbicida glifosato, que además representan ¾ partes de toda la soya plantada en el mundo. Desde hace varios años, EU, Brasil y Argentina son grandes productores de soya que incluso exportan a oriente; hay otros países de América donde se cultiva soya GM, incluido México, en una fase piloto ya que aún no entra a la fase propiamente comercial, aunque ya se han reportado beneficios a los productores involucrados en la evaluación, quienes solicitan incrementar año con años la superficie utilizada.

Origen e Historia


Nativa del este asiático, la soya (Glycine max) es considerada como una de las cinco semillas sagradas para los pueblos de oriente, ya que desde el año 3000 formaba parte del alimento base de dichas regiones. En la India comenzó a utilizarse a partir del año 1935.

Hasta el año 1904 fue introducida en Estados Unidos, país que actualmente produce 64 millones de hectáreas, de acuerdo con el estudio “Situación mundial de la comercialización de cultivos biotecnológicos/GMs”.


Diversidad y distrubución

Tipos cultivados
De acuerdo a datos de la Asociación Americana de la Soya, se calcula que existen más de 3,000 variedades de esta semilla en todo el mundo, que se diferencian de acuerdo al uso que se les de.

A nivel mundial se conocen más de 500 variedades de soya, las cuales tienen características muy diferentes entre sí. Se tienen detectadas semillas consideradas como precoces, las cuales alcanzan la maduración de sus granos antes de los cinco meses de haberse sembrado, este tipo de semillas son ideales para las zonas templadas de Europa y América.

Tan sólo para México se estiman más de 100 tipos. Sin embargo, las principales variedades de semilla certificada que se producen son:

 
En la actualidad, los países* que lideran en producción de soya son:


*En Estados Unidos, Brasil y Argentina se cultivan variedades GM tolerantes al herbicida glifosato.

El Departamento de Agricultura de Estados Unidos determinó que la producción mundial de soya será de 257,000 millones de toneladas durante el año 2012.


Aprovechamiento del cultivo

Usos en la alimentación humana
Se reconocen diferentes propiedades protéicas de la soya, también es utilizada en diversas aplicaciones industriales para los componentes de esta semilla.

Aplicaciones de la soya en la alimentación humana



Usos agroindustriales de la soya (incluye alimento animal)



El cultivo en México

Principales problemas del cultivo en México

Factores del cultivo mismo
Uno de los principales riesgos a los que se enfrenta la agricultura es la siembra de semillas que no poseen la capacidad de producir un buen cultivo. Particularmente en el caso de la soya, se ha detectado un deterioro patológico de la semilla lo cual se relaciona directamente con fallas en la germinación en el campo que se considera como el medio de introducción de enfermedades en lotes no contaminados.

“El embrión de la semilla de soya es cubierto por una capa fina y frágil, que lo hacen susceptible a condiciones de manipulación y almacenamiento inadecuado, igual que a malas condiciones de cosecha” (Mc Donald y Nelson, 1986. Salinas, et. al., 1996). Los costos de implantación del cultivo plantean cada vez mayores exigencias en cuanto a la calidad de insumos para ellos, y esta semilla es uno de los factores que define los rendimientos.

“Semillas de calidad intermedia o baja producen una reducción en la población de plantas, la cual se agrava por la transmisión de enfermedades, en el caso de ser portadoras de microrganismos patógenos. Si se utilizan semillas de calidad se refleja directamente en el cultivo resultante en términos de buena densidad, uniformidad de población, ausencia de enfermedades transmitidas por semilla, rápida emergencia, alto vigor de plántulas y mayor rendimiento”. (Gengs et. al. 1993; Scott y Aldrich, 1983).


Factores bióticos y abióticos
Se ha demostrado que las fallas en la germinación de soya se deben principalmente a los daños de origen mecánico, a la presencia de microrganismos patógenos y al deterioro de origen fisiológico de la semilla (envejecimiento).

El comportamiento de los patógenos que colonizan a la semilla es altamente dependiente de las condiciones ambientales, tanto en el cultivo como en la postcosecha. (Sinclair, 1982).

Las semillas de soya adquieren los principales patógenos que las afectan cuando el tiempo es húmedo en el período comprendido entre la madurez fisiológica de los granos y la cosecha. Los patógenos más frecuentes son:

- Fusarium spp.
- Alternaria spp.
- Cladosporium spp.






Su incidencia varía entre lugares de producción y la historia del cultivo productor de las semillas (Gally et. al., 1998).

Fusarium y Phomopsis spp. tienen especies de elevada agresividad, capaces de matar tanto a semillas como a plántulas, una de las medidas más recomendadas para el control de los patógenos en las semillas es el tratamiento con fungicidas, (Raymond, 1995; Wall, et.al., 1998).

Es importante el desarrollo de nuevos cultivares, con capacidad de sobreponerse a los daños causados por agentes bióticos y factores abióticos que ocasionan una baja productividad y permitan suplir la demanda de la soya en el mercado nacional (Solórzano et al., 2005).

El objetivo primario de cualquier programa de mejoramiento es el desarrollo de nuevos cultivares y para lograrlo se aplican conocimientos científicos de genética que permitan generar y seleccionar variabilidad.

La selección de los progenitores que formarán la población base, la cual da inicio al programa de selección, asegura en gran medida el éxito de cualquier programa de mejoramiento genético de plantas. Por lo tanto, el conocimiento previo acerca de las relaciones genéticas entre los materiales es crucial para el uso eficiente del germoplasma.


Áreas de oportunidad en el cultivo de soya en México

Programas de mejoramiento genético

La soya ha sido un elemento alimenticio clave en países de Oriente, que se ha esparcido a otras regiones del mundo por diversos factores, incluyendo los beneficios que produce su consumo.

El rendimiento del grano de soya ha presentado diversas dificultades durante el cultivo, por lo que desde hace varios años se ha mejorado y fortalecido a través de las variedades tolerantes a agentes bióticos adversos.

Una de las muertes más comunes de la siembra de soya, se debía a la necesidad de cultivarla en temperaturas bajas y de alta humedad relativa, ya que si se excede puede sufrir de podredumbre húmeda (Sclerotinia sclerotiorum).

A través de la incorporación de genes juveniles, la resistencia de la planta a permitido ser plantada en diversos ambientes, enfrentándose a temperaturas extremas, suelos pesados, arenosos, etc.

Este tipo de tecnología, entre diferentes beneficios, ha eliminando algunas de las enfermedades que la planta comúnmente presenta. Algunos ejemplos son:

- Cánquer del tallo: Formación en el tallo que afecta la médula de la planta y produce su muerte
- Nemátodo del quiste: Plaga que provoca pérdidas económicas importantes en áreas soyeras, debido a su aniquilación de la planta.

El avance constituido a través de biotecnología aplicada en la soya, es considerado por regiones sudamericanas como el más importante en su agricultura, según el Diario de Ciencias (Argentina), en la sección “El Redactor Industrial”. “Estos cultivares disminuyen el riesgo ambiental, facilitan el manejo del cultivo y favorecen la siembra sin labranza con mayor cuidado del recurso suelo.”


El cultivo biotecnológico/ Genéticamente Modificado (GM)/ biotecnológico

La soya genéticamente modificada es el cultivo mas abundante de toda el área sembrada dedicada a cutivos GM; junto con él la tolerancia a herbicidas (en este caso al glifosato), es también la característica mas dominante, entre otras cosas porque ha permitido abatir notoriamente los costos de producción, al disminuir las actividades para el control de malezas, mejorando la calidad del cultivo y mas adelante su cosecha. No obstante, esta tecnología es compatible con las prácticas de la agricultura de conservación, ya que la eliminación de yerbas genera una capa de cobertura vegetal que se deja y se acumula ciclo con ciclo. Asimismo, la multiplicidad de usos alimentarios, pecuarios e industriales de la soya, han mostrado una ventana de oportunidad a agricultores que utilizan mas intensivamente sus parcelas.

GoogleNewsCheap Propecia Online